55 5649 1185
Lunes a Viernes de 09:00 a 18:00 hrs.

La guía para desinfectantes

Desinfectar…Es primordial en la actualidad. Mientras el mundo se esfuerza por hacer frente a una pandemia global, ¿Cómo saber que está desinfectando adecuadamente? ¿O cuál es la mejor opción para hacerlo? ¿Se pueden utilizar diferentes desinfectantes al mismo tiempo? ¡Siga leyendo para saber más!

¿Qué es la desinfección?

Definido por la FDA, la desinfección es “la aplicación de calor acumulativo o químico en una superficie limpia de contacto con alimentos que, cuando se evalúa su eficacia, es suficiente para producir una reducción de 5 unidades logarítmicas que es igual al 99.9999 por ciento de reducción de microorganismos representativos de enfermedades de importancia en la salud pública. La desinfección no solo se aplica a la producción de alimentos, sino también al servicio de tratamiento de agua, cervecerías, piscinas y spas, clubes de salud, industria del papel, hospitales y atención médica entre otros servicios. En este artículo nos centraremos en la aplicación de productos químicos para desinfección efectiva.

Limpieza vs. desinfección

Uno de los pasos clave para garantizar la eficiencia de la desinfección es comenzar con una superficie limpia. Eso es importante para reconocer la diferencia entre limpieza y desinfección. La limpieza se enfoca en remover aceite, grasa y suciedad de una superficie. Los desinfectantes son responsables de la destrucción de microorganismos en dicha superficie. Es crucial comenzar con una superficie limpia antes de aplicar un desinfectante porque algunos, como el cloro, pueden reaccionar con desechos orgánicos, lo que puede producir menor eficiencia en el producto desinfectante. Al limpiar la superficie antes de la desinfección, se asegura un máximo contacto entre el desinfectante y la superficie subyacente.

Comprender la eficacia del desinfectante 

Uno de los pasos clave para garantizar la eficacia de su plan de desinfección es elegir el tipo correcto de desinfectante para controlar el desarrollo de patógenos de interés en función de la evaluación de riesgos, este tema se revisará más adelante. Hay tres factores adicionales para determinar la eficiencia de un desinfectante para una aplicación específica que incluye la concentración de un desinfectante, la temperatura y el tiempo de contacto.

Concentración de desinfectante

Muchas veces, los desinfectantes se venden como concentrados y, por lo tanto, deben diluirse a una concentración especifica antes de usarse. Las pautas de la industria, las normas federales y las instrucciones del fabricante son factores importantes para determinar las concentraciones adecuadas para obtener la máxima eficiencia.

Temperatura

Las temperaturas demasiado altas o demasiado bajas pueden inhibir la eficacia de la desinfeccción. Es importante considerar la temperatura del ambiente en el cual se aplicará el desinfectante. Estos  funcionan mayormente entre el intervalo de 55-120 ° F.

Tiempo de contacto

La mayoría de los desinfectantes no matan los microorganismos al instante. Requieren una cantidad mínima de tiempo donde necesitan estar en contacto con la superficie. Hay normas generales para el tiempo de contacto basado en la clase de desinfectante.

¿Por qué se mide la concentración?

Los desinfectantes que se mezclan incorrectamente tendrán una eficacia limitada, mientras si se mezclan altas concentraciones de desinfectantes puede causar un efecto tóxico y dejar residuos desagradables en los productos. Por lo tanto, es crítico el control de la concentración de sus desinfectantes para asegurarse de que alcancen el nivel adecuado para una desinfección de manera segura. Gran parte del enfoque de esta presentación será mostrar los diferentes métodos de prueba para el control de la concentración de diversos desinfectantes.

 ¿Cómo se miden los desinfectantes?

Las técnicas de medición dependen de los ingredientes activos de la sustancia química. Sin embargo, existen varias tecnologías generales utilizadas para controlar la concentración.

Tiras de prueba

Pros: Barato. Fácil de usar.

Contras: No muy exacto. Muy baja resolución.

Las tiras de prueba son tiras de papel con productos químicos que reaccionarán con un desinfectante para producir un cambio de color. El color de la tira se compara con una tabla de colores para determinar la concentración. Estas tiras son convenientes, fáciles de usar y relativamente económicas. Las desventajas de las tiras reactivas son que ofrecen una resolución limitada, son subjetivos para el usuario y proporcionan poca información durante los análisis.

 

 

 

 

Kits de prueba química

Pros: Fácil de usar. Cambio de color.

Contras: Pérdida de producto para la prueba. Baja resolución.

Con algunos kits de prueba química, se utiliza una muestra de cierto tamaño, después se le agregan reactivos para formar un cambio de color. Al igual que con las tiras reactivas, este cambio de color se compara con un gráfico de gradiente para determinar la concentración. Otros kits de prueba son titulaciones a pequeña escala (consulte la sección de titulación) donde se agregan gotas de un reactivo químico a la muestra hasta que se observa cambio de color. El número de gotas utilizadas para producir ese color se utiliza en un cálculo para determinar la concentración. Similar a las tiras reactivas, estos métodos de análisis son fáciles de usar y relativamente baratos, pero proporcionan una resolución limitada y son subjetivos. Además puede aplicar la eliminación de cualquier producto químico peligroso.

Fotometría (y espectrofotometría)

Pros: A veces portátil. Más exacto. A veces personalizable.

Contras: Más caro. Requiere más conocimientos técnicos.

Esta tecnología opera bajo un principio similar a los kits de prueba química. Una muestra es recolectada, se agregan reactivos y se produce un cambio de color. Sin embargo, en lugar de evaluar el color en base a un gráfico manualmente, un instrumento con un fotodetector interpreta los resultados y proporciona una lectura digital de concentración. Esto elimina la subjetividad y proporciona resultados más consistentes entre los operadores. Estas pruebas pueden estar sujetas a interferencias de colores o muestras turbias así como iones competidores que pueden estar presentes en la muestra. Se deben tomar consideraciones para la eliminación de algunos residuos dependiendo de los reactivos. Los instrumentos pueden variar en precio, dependiendo de la sofisticación óptica, el intervalo de longitudes de onda y características adicionales como la función de registro.

 

 

Titulación (titulación automática)

Pros:. Muy exacto. Capaz de ejecutar múltiples análisis.

Contras: Puede ser costoso. Requiere entrenamiento.

La titulación es una técnica en la cual un químico de una concentración conocida, “titulador” se agrega a una muestra analíto de concentración desconocida hasta un cambio de color o hasta que ocurre  otra señal potenciométrica. El volumen de titulador agregado se usa en un cálculo para determinar la concentración, para que esto funcione, el titulador y el analíto deben tener un comportamiento predecible y conocido. Las valoraciones se pueden realizar con goteros (kits de prueba química), una bureta manual con una llave de paso, o mediante un sistema de titulación automática. Las titulaciones manuales, como se mencionó, pueden ser subjetivas. Los sistemas automatizados son mucho más exactos, reducen inconsistencias entre operadores, y pueden exportar datos para registros de verificación. La titulación manual es relativamente económica, mientras que los sistemas automáticos suelen requerir mayor inversión.

 

Sensores electroquímicos

Pros: Muy exactos. Se puede usar en muchos tipos de análisis.

Contras: Debe usarse junto con otros instrumentos.

Los sensores electroquímicos son dispositivos que proporcionan información sobre la composición de una solución. Funcionan mediante la detección de analítos específicos o propiedades de analítos y la conversión a una señal eléctrica que luego se traduce y se muestra en un monitor o medidor. Se requiere la calibración con un material de referencia para obtener una concentración exacta. Los electrodos de pH, sensores de conductividad, oxígeno disuelto, ORP (potencial oxido reducción) y electrodos de ion selectivo son ejemplos de sensores electroquímicos.

 

 

 

Hidrómetro

Pros: Relativamente barato. Fácil de usar.

Contras: Solo se puede usar para algunos tipos de pruebas

Un hidrómetro es un instrumento que se utiliza para medir la gravedad específica, o densidad relativa de una solución. Funciona según los principios de flotabilidad. Un hidrómetro manual es un tubo sellado que tiene un tallo estrecho y una base más ancha que se llena con mercurio o plomo para mantenerlo en posición vertical cuando se sumerge en la solución. La muestra a medir se vierte en un recipiente alto, como una probeta graduada, y el hidrómetro se baja en la muestra hasta que flota libremente. El tallo cuenta con una escala para medir la gravedad específica o una escala específica del analíto. La altura que la muestra alcanza en el tallo se registra como la medida. La temperatura afecta en gran medida este parámetro, así que se debe tener cuidado para corregir esta interferencia. Los hidrómetros digitales cuentan con termómetros para reducir el error del usuario asociado con la lectura de la escala. Algunos de estos medidores digitales también tienen funciones de registro de datos.

 

Cromatografía

Pros: Puede realizar múltiples análisis. Muy exacto.

Contras: Es un instrumento muy caro. Requiere entrenamiento para usar.

La cromatografía es una forma de separar componentes individuales de una mezcla. Una fase móvil con la muestra se lleva a través de una fase estacionaria, que hace que los componentes se separen basado en varias propiedades químicas que incluyen polaridad, volatilidad, masa, afinidad, etc. Las proporciones de los componentes individuales se pueden determinar a través de un detector específico. Los tipos comunes de cromatografía incluyen cromatografía líquida, que incluye HPLC, cromatografía de gases GC, cromatografía de intercambio iónico: IC, etc. Estos instrumentos son muy exactos pero requiere personal calificado para lograr buenos resultados. Los instrumentos de cromatografía son relativamente caros, desde $ 15,000 dólares para instrumentación usada hasta $ 200K + para instrumentos nuevos.

 

Elegir el método de análisis correcto

Con tantas opciones, puede ser difícil determinar qué método es el adecuado para su aplicación. A continuación se presentan algunas consideraciones para tener en cuenta durante la toma de decisiones:

  • Costo inicial de la instrumentación y capacitación.
  • Costos rotativos de consumibles y servicio.
  • Nivel de habilidad del operador
  • Dónde se realizarán las pruebas (es decir, piso de producción vs. laboratorio)
  • Recomendaciones de las normas
  • Exactitud requerida
  • Espacio de laboratorio disponible
  • Preparación de la muestra
  • Tiempo de análisis
  • Otras aplicaciones para el instrumento respecto al retorno de la inversión ROI
  • Gestión de datos
  • Soporte
  • Disponibilidad de refacciones.

Tipos de desinfectantes

A continuación, se observan más de cerca los desinfectantes individuales. Si bien se proporcionan pautas generales, es importante referirse a las recomendaciones de uso del fabricante.

Yodo

El yodo forma parte de la clase desinfectante oxidantes, se conoce comúnmente como yodóforos. El yodo se utiliza en una variedad de aplicaciones. Industrias como la producción de alimentos, lácteos, elaboración de cerveza, elaboración de vino, restaurantes, cuidado de la salud y acuarios. La concentración del yodo cuando se usa como desinfectante está entre 12.5 ppm y 25 ppm. El yodo puede atacar o inhibir el crecimiento de bacterias, levaduras, moho, hongos, virus y protozoarios. Este desinfectante se puede medir a través de múltiples tipos de análisis. Estos incluyen: tiras reactivas, kits de pruebas químicas, fotometría (espectrofotometría), sensores electroquímicos y titulación.

 

Ventajas Desventajas
Intervalo de eficacia de pH relativamente amplio de 2-5 2 a 4 veces más caro que el cloro
Efectivo contra muchos microorganismos diferentes Muy dependiente de la temperatura 75-120 °F
Relativamente estable en áreas con residuos de desechos orgánicos Se requiere más tiempo de contacto
Puede manchar plásticos porosos.

Ácido peroxiacético (Ácido peracético)

El ácido peroxiacético, también conocido como ácido peracético (POA o PAA) es un oxidante eficaz que se utiliza en una gran variedad de aplicaciones, es de notificación obligatoria en la industria de alimentos. Los procesadores de alimentos, elaboración de cerveza, elaboración de vino, restaurantes, desinfección de carne/mariscos/aves de corral, desinfección de huevo, fabricación de papel y pulpa, cuidado de la salud y lavado de productos (incluso está aprobado para la producción de productos orgánicos). Entre 24 a 80 ppm de PAA funcionan muy bien para desinfectar alimentos cuando el desinfectante está en contacto directo con ellos. Para desinfectar equipos o superficies, se puede utilizar una concentración más alta, entre 50 a 500 ppm. El PAA es efectivo contra bacterias, levaduras, hongos y esporas. Los análisis para PAA se pueden realizar con diferentes métodos, que incluyen tiras reactivas, fotometría (espectrofotometría), sensores electroquímicos y titulación.

Ventajas Desventajas
Mantiene su eficacia en suelos orgánicos, a diferencia del cloro Corrosivo para la piel
El agua dura no es un problema Se descompone rápidamente, por lo que la concentración debe ser controlada con frecuencia
Amigable con el medio ambiente ya que se descompone en vinagre y oxígeno No deja una protección residual, como el cloro
De 3 a 5 veces más caro comparado con el cloro
Es más efectivo en valores de pH <7

Bromo       

El bromo es otro desinfectante de la familia de los oxidantes. Es comúnmente llamado ácido hipobromoso. El bromo se usa generalmente en piscinas y spas, torres de enfriamiento, fabricación de papel y pulpa, la industria de la carne y el tratamiento de agua. La concentración del bromo necesaria para desinfectar varía de acuerdo a la industria o aplicación.

Industria/Aplicación Concentración de bromo (ppm)
Piscinas y spas 1 – 3
Torres de enfriamiento 2.5 – 15
Pasteurizaciones industriales 1 – 9
Papel y pulpa 1 – 9
Fuentes decorativas  4.5 – 9
Aves de corral 200 – 450
Carne 300 – 900

El bromo puede atacar a las bacterias, hongos, algas y limo. Los análisis de bromo se pueden realizar con diferentes métodos, que incluyen tiras reactivas, fotometría (espectrofotometría), sensores electroquímicos y titulación.

Ventajas Desventajas
No deja mucho residuo, por lo que no requiere químicos adicionales para la remoción No deja mucho residuo así que no es una buena opción para agua potable
Funciona en un intervalo de pH más amplio que el cloro de 7 a 8.5. Es mejor para aguas alcalinas Debido a que no es tan reactivo, se necesita agregar una mayor cantidad para que sea efectivo
Es más estable en altas temperaturas que el cloro – Es mejor para bañeras de hidromasaje Corrosivo para los metales
 No reacciona negativamente con el amoníaco como el cloro

Cloro

El cloro es el último desinfectante de la familia de los oxidantes del que hablaremos. También es conocido como hipoclorito y dióxido de cloro. El cloro se puede utilizar en muchas aplicaciones prácticas para hogares, agua potable, tratamiento de agua, producción de alimentos, lavado de productos, procesamiento de carne y aves, producción de huevos, servicio de alimentos, piscinas, spas y en acuarios. La concentración de cloro necesaria para desinfectar varía de acuerdo al tipo de industria/aplicación.

 

 

Industria/aplicación Concentración de cloro (ppm)
Cloro como desinfectante 50 – 200 ppm
Agua potable 1 ppm de cloro residual
Carne y aves de corral 40-350 ppm (varia)
Lavado de productos 40 – 350 ppm (Varia)
Piscinas y spas

El cloro puede atacar bacterias, hongos, virus y moho. Los análisis de cloro se pueden realizar con diferentes métodos, que incluyen tiras reactivas, kits de pruebas químicas, fotometría (espectrofotometría), sensores electroquímicos y titulación.

Ventajas Desventajas
Relativamente de bajo costo Oloroso
Requiere corto tiempo de contacto para su efectividad Reacciona con desechos orgánicos, disminuyendo su efectividad
Es efectivo en un reducido intervalo de pH 6.7-7.5
Corrosivo
Irritante para la piel
Deja cloro residual el cual puede impactar en el sabor

Amoníaco cuaternario

El amoníaco cuaternario, también conocido como QUAT, es parte de la familia de desinfectantes tensoactivos. Al mirar las etiquetas, también se pueda ver listado como cloruro de benzalconio, cloruro de bencetonio, cloruro de alquil dimetil bencil amonio, cloruro de alquil dimetil etilbencil amonio, cloruro de didecildimetilamonio o cloruro de dioctildimetilamonio. El amoníaco cuaternario se utiliza en procesadores de alimentos, elaboración de vino, desinfección doméstica, carne y granjas de aves, servicio de alimentos, cuidado de la salud y acuarios. Es capaz de atacar bacterias, hongos, virus y moho. Cuando utilizamos el amoníaco cuaternario se debe consultar siempre las especificaciones del fabricante para determinar qué concentración utilizar. Generalmente, la concentración es de alrededor de 200 ppm. Lo métodos de análisis comunes para determinar la concentración de amoníaco cuaternario son las tiras reactivas, kits de pruebas químicas, fotometría (espectrofotometría), titulación, sensores electroquímicos y cromatografía.

Ventajas Desventajas
Sin color Irritante para la piel y el sistema respiratorio
Sin olor No es efectivo contra esporas y bacterias gram-negativo
No corrosivo Sensible al agua dura
Funciona en intervalos de pH de 6-10
Puede usarse a altas temperaturas

Etanol

El etanol es un tipo de alcohol que se puede utilizar como desinfectante. Puede escucharlo como alcohol etílico o EtOH. Se usa comúnmente en desinfectantes para manos y en entornos sanitarios. Para que sea efectivo, el etanol debe tener una concentración entre 60 y 95%. El etanol actúa contra las bacterias, hongos y virus. Los métodos de análisis comunes para determinar la concentración del etanol son el hidrómetro, fotometría (espectrofotometría) y cromatografía.

Ventajas Desventajas
Ampliamente disponible Puede causar resequedad o agrietamientos en las manos
Corto tiempo de contacto No es esporicida
Muy inflamable

Verificación de la desinfección         

Además de medir la concentración de un desinfectante, es importante medir la efectividad de la desinfección a través de la verificación. La verificación es un paso crítico de SSOP (Procedimientos operativos estándar de saneamiento) y GMP (Buenas prácticas de fabricación) y no debe omitirse. Los hisopos de proteínas y los hisopos de bioluminiscencia ATP (adenosín trifosfato) se usan comúnmente antes y después de la desinfección para controlar la efectividad. Este tipo de hisopos indican los niveles de desechos orgánicos y residuos en la superficie. Las pruebas positivas pueden indicar que la desinfección no fue completa y que la superficie debe desinfectarse nuevamente antes de usar esa superficie. Sin embargo, no toda la presencia orgánica se debe a patógenos, ya que los residuos de alimentos también se incluirán en estas lecturas. Para medir los niveles de microorganimos presentes, se recolectan muestras y se envían para análisis microbiológicos. Muchas veces se utilizan organismos indicadores para determinar si la desinfección fue completa porque son fáciles de probar y más económicos. Las muestras indicadoras son usualmente microbios comunes que comparten características del organismo objetivo, la E.Coli es un ejemplo común. Las pruebas para detectar patógenos específicos también se pueden realizar, pero generalmente están menos disponibles y son más caros.

Mejores prácticas de desinfección y seguridad

La importancia de medir y controlar la desinfección solo es una parte del rompecabezas. Otras consideraciones para garantizar la seguridad de sus trabajadores y productos/servicios incluyen:

  • Tener contenedores designados y fácilmente identificados para los desinfectantes
  • Tener disponibles las hojas de datos de seguridad SDS de todos los desinfectantes
  • Asegurar que el personal utilice el EPP (equipo de protección personal) adecuado para manipular los desinfectantes
  • Mantener los concentrados lejos de las superficies en contacto con alimentos y las estufas
  • Conocer los componentes químicos de sus desinfectantes.

NOTA: La mezcla puede causar reacciones químicas violentas

  • Capacitar a su personal regularmente sobre seguridad y mejores prácticas
  • Deseche los productos químicos de forma segura y adecuada

 

¿Tiene preguntas?

Para más información con respecto a cómo Hanna Instruments puede ayudarlo con la medición de sus desinfectantes, contáctenos a contacto@hannainst.com.mx

 

 

Desinfeccion, limpieza, sanitizacion

Síganos
Follow us
Siga-nos

>

Oficina Matriz

Vainilla # 462, Col. Granjas México, Ciudad de México, C.P. 08400.

Teléfono: 55 5649 1185
Horario de atención: Lunes a Viernes de 9:00 a 18:00 hrs.

Manténgase informado
Stay Informed
Manter-se informado

Suscríbase y reciba las últimas novedades de HANNA® instruments México
Suscríbase aquí
"Servicio y calidad marcan la diferencia"
©2020 Hannapro, S.A. de C.V. y sus filiales. Todos los derechos reservados.
HANNA® instruments es una marca registrada de Hannapro, S.A. de C.V.
0